El autocuidado es la manera en que nos cuidamos a nosotras mismas en distintas áreas funcionales. Está relacionado con nuestra fisiología, seguridad, afiliación reconocimiento y autorrealización.

Comienza en poner el punto de mira en mí, en mis necesidades y en buscar la manera más adaptativa de cubrirlas.
En ser capaz de pedirle al otro lo que necesito. En poner límites.

Siempre desde una mirada autocompasiva a mis emociones, mis pensamientos y mis conductas.
Va a implicar estar conectada con nuestro cuerpo y nuestra mente en el presente.

«Amurallar el propio sufrimiento es arriesgarte a que te devore desde el interior” F. Kahlo.

 

Lectura prestada por las compañeras Ana Monroy y María Ruesga
PathosPsicología.