Las vacaciones de Navidad son una gran oportunidad para pasar tiempo en familia y para tratar de transmitir a los más pequeños los valores en los que queremos educarles. Estos días podéis compartir vuestro tiempo disfrutando de juegos, historias y películas que también transmitan valores. Los cuentos cortos de Navidad, pensados para hacernos reflexionar, son una estupenda herramienta para ello.

Te traemos algunos ejemplos:

 

  • ‘Una Navidad en el bosque’. Es una historia corta que narra los preparativos de un grupo de animales para su función de Nochebuena. Una reflexión sobre la importancia de la amistad y los peligros de dejarse guiar por el egoísmo.                                            Puedes leer aquí el cuento completo.

 

  • ‘La leyenda de Tomte’. Tomte es el gnomo que, cada Nochebuena, acompaña a Santa Claus. Un ser pequeño y bondadoso, pero terriblemente tímido. Siempre ayudaba a encontrar a los animales o los juguetes que se habían perdido. Una preciosa reflexión sobre el valor de la cooperación y la felicidad de hacer felices a los demás. Puedes leer aquí el cuento completo.

 

  • ‘El mejor regalo de Santa’. Aunque el saco de Santa Claus es mágico y está lleno de regalos, sus juguetes no siempre pueden animar a los niños que están tristes ni resolver todos sus problemas. Esa es la moraleja de esta historia, que encierra en pocas palabras una bonita lección sobre el valor de la amistad y la importancia de cuidar a los demás. Puedes leer aquí el cuento completo.

Los cuentos cortos de Navidad pueden ser una preciosa manera de transmitir valores a los más pequeños y de reflexionar juntos. Pero, ¿y si mantienes esa costumbre el resto del año? Hay multitud de libros e historias que pueden hacerles pensar. 

Fuente: www.ayudaenaccion.org