Del LIBRO ROJO de C. G. Jung

Lectura:

–Capitán, el chico está preocupado y muy agitado debido a la cuarentena que nos han impuesto en
el puerto.

–¿Qué te inquieta chico? ¿No tienes bastante comida? ¿No duermes?

–No es eso, capitán, no soporto no poder bajar a tierra y no poder abrazar a mi familia.

–¿Y si te dejaran bajar y estuvieras contagiado, soportarías la culpa de infectar a alguien que no
puede aguantar la enfermedad?

–No me lo perdonaría nunca, aún así para mí que han inventado esta peste.

–Puede ser. ¿Pero y si no fuese así?

–Entiendo lo que queréis decir, pero me siento privado de la libertad capitán, me han privado de
algo importante.

–Pues prívate tú de algo más.

–¿Cómo? ¿Me estáis tomando el pelo?

–En absoluto. Ante esta situación has de responder de manera adecuada, si no has perdido.

–Entonces, según usted si me quitan algo, ¿para vencer debo quitarme alguna cosa más por mí
mismo?

–Así es. Lo hice en la cuarentena de hace 7 años.

–¿Y qué es lo que se quitó capitán?

–Verás, tuve que esperar más de 20 días en el barco. Llevaba meses anhelando arribar al puerto y gozar de la primavera en tierra. Hubo una epidemia. Nos vetaron bajar a Port April.

Los primeros días fueron duros. Me sentía como vosotros ahora. Luego empecé a contestar a aquellas imposiciones no utilizando la lógica de la inercia. Sabía que tras 21 días de comportamiento se crea una costumbre, y en vez de lamentarme y crear costumbres desastrosas, empecé a portarme de manera diferente a los demás. Reflexioné sobre aquellos que tienen muchas más privaciones cada día y para el resto de su vida y luego, decidí vencer, decidí cambiar.

Empecé con el alimento. Me impuse comer la mitad de cuanto comía habitualmente. Luego empecé a seleccionar los alimentos más digeribles, para que no se sobrecargase mi cuerpo. Pasé a nutrirme de alimentos que, por tradición, habían mantenido al hombre sano.

El paso siguiente, fue unir a esto una depuración de pensamientos malsanos y tener cada vez más pensamientos elevados y nobles. Me impuse leer al menos una página cada día de un argumento que no conociera. Me impuse hacer ejercicios sobre el puente del barco. Un viejo hindú compañero de viaje me había dicho años antes, que el cuerpo se potenciaba reteniendo el aliento. Me impuse hacer profundas respiraciones completas cada mañana. Creo que mis pulmones nunca habían llegado a tal capacidad y fuerza. Por la tarde era la hora de las oraciones; la hora de dar las gracias por no haberme dado el destino privaciones serias durante toda mi vida.

El hindú me había aconsejado también tener la costumbre de imaginar la luz entrar en mí y hacerme más fuerte. Podía funcionar también hacerlo para la gente querida que estaba lejos y así esta práctica también la integré en mi rutina diaria sobre el barco.

En vez de pensar en todo lo que no podía hacer, visualizaba escenas bonitas vividas a lo largo de mi vida, las vivía intensamente y gozaba de la espera de volver a vivir cosas parecidas. Mucho de lo que podemos obtener enseguida, casi nunca es interesante. La espera sirve para sublimar el deseo y hacerlo más poderoso. Me había privado de alimentos suculentos, del ron,… Me había privado de jugar a las cartas, de dormir mucho, de ociar sin sentido, de pensar en lo que me habían quitado.

–¿Cómo acabó capitán?

–Adquirí la mayoría de aquellas costumbres nuevas. Me dejaron bajar después de mucho más
tiempo del previsto.

–¿Os privaron de aquella primavera entonces?

–Sí, aquel año me privaron de la primavera, y de muchas cosas más, pero yo había florecido
igualmente; me había llevado la primavera dentro, se quedó allí y nadie nunca más ha podido
quitármela.

Texto adaptado por L.S.E a 26 de enero de 2021.

Más lecturas como esta:

Es más fácil educar a un niño que arreglar a un adulto

Releyendo alguno de los artículos de la compañera Pilar Jericó acerca de los principales motivos por los que fracasan los directivos, me reafirmo más ante la idea de la transformación de los viejos y obsoletos paradigmas del liderazgo. Cuenta la escritora y coach...

Los principales maestros emocionales

Dejemos a los hijos alguna raíz con nudo, y alguna ala sin amarre. Seamos mucho más estrellas que cerrazón de noche. Con una cercanía que no los limite, y una supervisión que no los acorrale. Démosles luz de tu pensamiento, más que la ira de nuestro enojo. Démosles la...

Las relaciones duraderas

Somos seres sociales y a lo largo de la vida mantenemos relaciones con muchas personas que entran y salen de nuestras vidas. ¿Cuáles son las claves para que las relaciones personales perduren en el tiempo? Mark Manson, emprendedor y escritor de éxito, reflexiona sobre...

ESPIRALES POSITIVAS

Existen unos interesantes y rigurosos estudios del neurocientífico Alex Korb, investigador de la universidad de UCLA, que están orientados a demostrar cómo con pequeños cambios podemos influir en nuestros estados de ánimo. La idea consiste en crear una “espiral...

10 REGLAS IMPRO-HAROLD PARA LA COOPERACIÓN

Harold es un entrenamiento de improvisación para actores/ actrices de teatro que se utiliza igualmente para entrenar otras habilidades como la comunicación, la oratoria, y la cohesión en el mundo de las organizaciones. Su creador fue Del Close, improvisador y...

Nos sentimos útiles

A veces inculcamos la cultura del éxito en las personas con las que trabajamos o educamos y quizá sea más interesante educarles en la cultura de la valía y la utilidad. El hecho de ser feliz poco o nada tiene que ver con tener éxito tal y como la sociedad nos lo...

Educar en positivo (Parte 2)

“Los niños necesitan aliento como las plantas necesitan agua”. Rudolf Dreikurs   En anteriores lecturas hablamos sobre lo que hoy llamamos la disciplina positiva, metodología educativa apoyada en la estimulación de conductas cooperativas.   La educación en...

EDUCAR EN POSITIVO (parte 1)

Durante siglos la educación ha estado basada en muchos casos en el sometimiento de adultxs sobre lxs niñxs: no tenían libertad de opinión o actuación y estaban limitados a obedecer y actuar tal y como era indicado. Eran, pues, sujetos pasivos de su aprendizaje,...

Naturaleza, él tesoro de la juventud

La naturaleza es una fuente inagotable de beneficios para la salud mental y física de las personas. Por esta razón, es importante que los jóvenes se rodeen de ella desde temprana edad. Pasar tiempo al aire libre, caminar por el bosque, nadar en el mar, en un río, o...

Recuerdos del primer día

Era el primer día de campamento de verano y María estaba llena de nervios. Nunca antes había estado lejos de casa durante tanto tiempo, pero la insistencia de su familia, junto a lo que le habían contado acerca de la emocionante experiencia, la impulsaron a subir al...
Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
La Sierra Educa al habla
¡Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?
⏰Nuestro horario de atención telefónica es de L a J de 9:00h a 15:00h y de 17:00 a 18:30. V de 9:00 a 15:00.