El Colillas

Lectura:

El Colillas se crío en la postguerra de una Extremadura fértil a la par que pobre y devastada. Se le inculcaron valores de trabajo esfuerzo y sacrificio y él los aliñó con una personalidad cariñosa y amable. El resultado fue una pequeña fortuna compuesta por una nutrida y unida familia y varios campos llenos de frutos y tareas agrícolas.

Como su proactividad y ganas le daban mucho de sí, también se permitía tener una rehala de perros que llevaba cuando “algún importante” le contrataba, como no podía ser de otra manera, era de las jaurías más cotizadas. Cuidaba a los animales de una manera especial, y, por supuesto, de las personas que contaban con él y con ellos.

Le conocimos sentado en su puerta de su barrio judío, una humilde pero bonita casa, de las antiguas, donde se había criado y no quería moverse, llena de flores y encanto. Íbamos un poco perdidos preguntando por una buena pradera para instalarnos y hacer vivac, y así dimos con él.

Como se levantaba muy de madrugada, siguiendo el típico horario de un cultivador, ya había acabado su vida multitarea y veía la vida pasar sentado en su puerta. Desde allí nos dedicó sin dudarlo un preciado tiempo y atención, tanto fue así que parecía no acabar nunca la conversación; nosotros encantados…

Insistía en no dejarnos dormir al raso y nos abrió las puertas de su casa campestre, una especie de masía rodeada de cerezos, almendros e higos, con un huerto lleno hortalizas que se desbordaba. Alucinando, pernoctamos allí, era como una casa rural rudimentaria, con todo lo básico y con la nevera llena, pues era, como decía él, de los que le gustaba invitar a los amigos a ensaladas, queso y vino.

Nos pasamos dos días comiendo cosas recién recolectadas y productos artesanales, visitando aquel maravilloso pueblo, hablando y empapándonos de su gente, y hablando mucho con él, con el querido Colillas, que se dejaba caer por allí o nos lo encontrábamos por el pueblo, y nos cultivaba con su simpatía y sabiduría rural. Nos encantaba escuchar sus anécdotas e historias repletas de buenos gestos, con su bonita habilidad comunicativa y su típico acento cacereño.

Al cabo de un par de días, tuvimos que continuar camino, sobrecargados, eso sí, de multitud de productos, los cuales el hombre insistió e insistió en que nos lleváramos.

Y dijimos, algún día escribiremos una lectura contando este bonito encuentro para dejar por escrito y constatar, una vez más, que hay gente que da y confía, y que lejos de ser huraña y miedosa, conecta con la vida y las personas de una manera especial. Gente que, pese a los golpes de la vida, fluye positiva, haciendo de todo esto, un lugar mejor.

Más lecturas como esta:

Es más fácil educar a un niño que arreglar a un adulto

Releyendo alguno de los artículos de la compañera Pilar Jericó acerca de los principales motivos por los que fracasan los directivos, me reafirmo más ante la idea de la transformación de los viejos y obsoletos paradigmas del liderazgo. Cuenta la escritora y coach...

Los principales maestros emocionales

Dejemos a los hijos alguna raíz con nudo, y alguna ala sin amarre. Seamos mucho más estrellas que cerrazón de noche. Con una cercanía que no los limite, y una supervisión que no los acorrale. Démosles luz de tu pensamiento, más que la ira de nuestro enojo. Démosles la...

Las relaciones duraderas

Somos seres sociales y a lo largo de la vida mantenemos relaciones con muchas personas que entran y salen de nuestras vidas. ¿Cuáles son las claves para que las relaciones personales perduren en el tiempo? Mark Manson, emprendedor y escritor de éxito, reflexiona sobre...

ESPIRALES POSITIVAS

Existen unos interesantes y rigurosos estudios del neurocientífico Alex Korb, investigador de la universidad de UCLA, que están orientados a demostrar cómo con pequeños cambios podemos influir en nuestros estados de ánimo. La idea consiste en crear una “espiral...

10 REGLAS IMPRO-HAROLD PARA LA COOPERACIÓN

Harold es un entrenamiento de improvisación para actores/ actrices de teatro que se utiliza igualmente para entrenar otras habilidades como la comunicación, la oratoria, y la cohesión en el mundo de las organizaciones. Su creador fue Del Close, improvisador y...

Nos sentimos útiles

A veces inculcamos la cultura del éxito en las personas con las que trabajamos o educamos y quizá sea más interesante educarles en la cultura de la valía y la utilidad. El hecho de ser feliz poco o nada tiene que ver con tener éxito tal y como la sociedad nos lo...

Educar en positivo (Parte 2)

“Los niños necesitan aliento como las plantas necesitan agua”. Rudolf Dreikurs   En anteriores lecturas hablamos sobre lo que hoy llamamos la disciplina positiva, metodología educativa apoyada en la estimulación de conductas cooperativas.   La educación en...

EDUCAR EN POSITIVO (parte 1)

Durante siglos la educación ha estado basada en muchos casos en el sometimiento de adultxs sobre lxs niñxs: no tenían libertad de opinión o actuación y estaban limitados a obedecer y actuar tal y como era indicado. Eran, pues, sujetos pasivos de su aprendizaje,...

Naturaleza, él tesoro de la juventud

La naturaleza es una fuente inagotable de beneficios para la salud mental y física de las personas. Por esta razón, es importante que los jóvenes se rodeen de ella desde temprana edad. Pasar tiempo al aire libre, caminar por el bosque, nadar en el mar, en un río, o...

Recuerdos del primer día

Era el primer día de campamento de verano y María estaba llena de nervios. Nunca antes había estado lejos de casa durante tanto tiempo, pero la insistencia de su familia, junto a lo que le habían contado acerca de la emocionante experiencia, la impulsaron a subir al...
Whatsapp
1
¿Necesitas ayuda?
La Sierra Educa al habla
¡Hola! 👋
¿En qué podemos ayudarte?
⏰Nuestro horario de atención telefónica es de L a J de 9:00h a 15:00h y de 17:00 a 18:30. V de 9:00 a 15:00.